Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Queipo de Llano, José María, vizconde de Matarrosa, VII conde de Toreno


(Oviedo, 26 noviembre 1786 - París, 16 septiembre 1843). Hijo de José María Queipo de Llano y Dominga Ruiz de Sarabia, vivió en su infancia sucesivamente en Madrid, Toledo y Cuenca. En esta última ciudad, donde su madre poseía extensas propiedades, dio comienzo su educación, traladándose a Madrid en 1797. En Madrid seguía cuando ocurrió la invasión francesa de 1808, principio de su notoriedad. Disfrutando ya del título de vizconde y siendo vocal nato de la Junta General del Principado de Asturias, fue por ella nombrado uno de los embajadores que habían de ir a Londres a negociar la inversión de las alianzas. La embajada salió de Gijón el 30 de mayo de 1808, llegó a Londres el 6 de junio y permaneció en ella hasta diciembre. Con fecha de Londres, 27 septiembre, el Diario de Badajoz, 6 octubre 1808, habla de un viaje suyo a San Petersburgo, viaje que según interpreta el periódico sólo puede realizarse si el emperador Alejandro se manifiesta a favor de los patriotas, en contra de Napoleón. Ignoro si este viaje fue algo más que un rumor. Queipo, a su vuelta a España, heredó el condado, por muerte de su progenitor, dedicándose en adelante a sus asuntos particulares hasta mayo de 1809. La Romana disolvió la Junta asturiana, y nombró otra, de la que Toreno formaba parte; no aceptó éste sin embargo, un tanto por patriotismo al decir de los autores, o porque su ambición rayaba más alto. Se trasladó a Sevilla, cerca de la Junta Central, y en enero de 1810 fue nombrado representante de la Junta de León, y luego de la de Asturias, cerca de la Regencia. Alférez mayor del Principado, fue elegido el 16 de diciembre de 1810 diputado a las Cortes de Cádiz por Asturias, en las que juró el 18 de marzo de 1811, previa dispensa por no tener la edad necesaria, y en las que se hizo notar como orador. Publicó un artículo, Cádiz, 13 junio 1812, en El Redactor General, 19 junio 1812, respuesta a Ostolaza que le había atacado en el Diario de la Tarde. En agosto de 1813 se dijo que había muerto en Chiclana, por lo que se presentó en Cádiz el día 31 para que viesen que estaba vivo (según el Diario Crítico General de Sevilla, 4 octubre 1813). En 1814 huyó a Lisboa, desde donde se trasladó a Inglaterra. Hizo varios viajes entre Londres y París, siendo detenido en esta ciudad en abril de 1816, lo mismo que a Espoz y Mina, por suponérseles implicados en las conspiraciones liberales españolas. Se les acusaba concretamente de querer restablecer en el trono a Carlos IV. Como no se les pudo probar nada, fueron liberados el 12 de junio. En París comenzó su obra de historiador, con Noticia de los principales sucesos ocurridos en el Gobierno de España, desde el momento de la insurrección de 1808 hasta la disolución de las Cortes ordinarias de 1814, París, Madrid y Barcelona, 1820 (reeditada en Pamplona, Urgoiti con prólogo de Alberto Gil Novales), que tuvo traducción francesa el mismo año. Nombrado embajador en Berlín, no aceptó, siendo inmediatamente elegido diputado por Asturias a las Cortes de 1820-1822, en donde se hizo prontamente famoso por sus intrigas de pasillo, su ambición y su egoísmo, que le constituyeron en cabeza visible de los moderados. El pueblo bajo no le perdonaba su pastelería, sus manejos en Hacienda y sus frecuentes viajes a París, en donde se dice que jugaba a la bolsa y disfrutaba de la joie de vivre, aun llenándose de deudas. Debido a la discusión que tuvo con José Moreno Guerra el 20 de mayo de 1821 en las Cortes, sobre cuestiones de Hacienda, le desafió. J. K., que da cuenta del incidente, y que no aprueba la costumbre de los duelos, expresa la gran idea que tiene de Moreno Guerra, mientras que el conde de Toreno, «a pesar de su elocuencia, no tendrá a su favor un solo sufragio de los pueblos de España, aunque reúna los de la mayor parte del soberano Congreso» (Diario Gaditano, 29 mayo 1821). Queipo fue uno de los fundadores del Anillo. El 4 de febrero de 1822 fue insultado, al salir del Congreso, juntamente con Martínez de la Rosa y José Moscoso, incidente que dio lugar a una causa instruida por el juez Moreno y Remírez, que no arrojó grandes resultados. El 28 de febrero de 1822 optó por marcharse a París, en donde estaba cuando la invasión de 1823, lo que le convirtió en emigrado. En octubre de 1824 la policía francesa ridiculiza su pasión por la actriz Mlle. Bourgoing, a la que pasa 40.000 francos anuales. En septiembre de 1825 se dice que proporciona artículos a Evariste Dumoulin, del Constitutionnel, y a los redactores del Courier. En febrero de 1826 la policía recoge la especie de que el conde de Cartagena le consulta para la redacción de sus Memorias. En mayo de 1827 se asegura que ha comprado una finca en las proximidades de Bayona. Se negó a asistir a la reunión de españoles emigrados, convocada en París para el 25 de mayo de 1831, por continuar con su conducta del pasado otoño, según dice. Viajó por Europa, y comenzó a preparar su gran libro, la Historia del levantamiento, guerra y revolución de España, París, 1832 (reeditada en Pamplona, Urgoiti, con estudio preliminar de Richard Hocquellet) (hay quien atribuyó la autoría de este libro, sin embargo, al abate Melón). Regresó a España en julio de 1833, residiendo en Asturias hasta la muerte de Fernando VII. Procurador por Asturias, 1834-1835, Martínez de la Rosa le nombró ministro de Hacienda, 18 junio 1834 - 13 junio 1835, en cuyo puesto se dice que se dejó sobornar por la Casa Rothschild por 1.600.000 francos. Éste y otros tratos le dieron fama de gran ladrón. Presidente del Consejo de Ministros y ministro de Estado, 7 junio - 14 septiembre 1835, fue su política la de lograr una intervención extranjera que, so pretexto de acabar la guerra civil, evitase la revolución. Se casó entonces con María Pilar Gayoso de los Cobos y Téllez Girón, hija de los marqueses de Camarasa. La revolución de los sargentos de La Granja en 1836 le hizo emigrar de nuevo a Londres y París, regresando como diputado, siempre por Asturias, en 1837, y ya lo fue ininterrumpidamente hasta 1840. Ya era un opulento magnate, e incluso fue hecho grande de España. En 1839 se publicó en Madrid la Proposición de acusación contra... presentada en el Congreso por el diputado Seoane, y leída en la sesión pública del 7 de febrero de este año, por el asunto de los Rothschild. Toreno volvió a París y realizó un viaje por Italia, que describió en Diario de un viaje a Italia en 1839, publicado póstumamente en la Revista Contemporánea, Madrid, 1882 (imprenta de Manuel G. Hernández). En el texto se refiere a otro Diario anterior sobre el mismo asunto, al parecer perdido. Su casa en París estaba en rue Joubert, nº 29. En febrero de 1841 volvió a expatriarse, y ya sólo su cadáver regresó a España. Joaquín Varela Suanzes Carpegna es autor de El conde de Toreno (1786-1843), biografía de un liberal, prólogo de Miguel Artola, Madrid, Marcial Pons, 2005. (Suárez 1936; Diario Mercantil de Cádiz, 5 febrero 1811; La Parra 2002; Gil Novales 1975b; ACD, Papeles Reservados de Fernando VII, t. 53; AN, F7, 12000; Calvo Marcos 1883; Morange 2002; Pirala 1868; Pasquier 1903; Palau y Dulcet 1948; El Guirigay, 6 mayo 1839; Corti 1929; Aviraneta 1836; Queipo de Llano 1953; El Dardo, nº 3, 1831; Páez 1966)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: