Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Ramírez, Alejandro


(Alaejos, Valladolid, 1777 - La Habana, 20 mayo 1821). Aficionado a la poesía, escribió versos que no se han conservado. Con el seudónimo de Alejo de Zidra escribió en 1791 dos cartas, fingiendo que eran contestación de Sanchica Panza a las Instrucciones económicas y políticas de su padre Sancho Panza. Cuando sólo tenía 15 años, ocupó un empleo en la Contaduría de Rentas Decimales de Alcalá de Henares. El 15 de octubre de 1794 pasó a Guatemala como empleado en la Contaduría de Consolidación; el 24 de febrero de 1798 pasó a ser secretario del Consulado, y en 1802 fue secretario de la Capitanía General. Protegido por Jacobo de Villaurrutia, se formó realmente en estos años de Guatemala. Estudió literatura, economía política e idiomas extranjeros, y mantuvo correspondencia con ilustres personajes de España y del extranjero. Allí fundó una biblioteca pública, hizo viajes de investigación a las islas de Barlovento y colonias extranjeras, para reunir noticias y datos, traer semillas y toda clase de mejoras. Introdujo la yerba de Guinea para pastos, la canela y pimienta de Ceilán, la caña de Otahití, el árbol del pan, el alcanfor y varias especias. Además mejoró las comunicaciones, escribió artículos científicos y de interés local, fundó un periódico económico-literario, por todo lo cual fue nombrado socio de mérito de la Sociedad Patriótica de Guatemala, corresponsal de la American Philosophical Society de Filadelfia, y miembro de la Academia de la Historia. Por gestiones del diputado Ramón Power, pasó en 1813 a la Superintendencia de Puerto Rico. Comenzó por abrir los puertos a los extranjeros, para lo que el 23 de mayo de 1813 dio un reglamento, concedido en términos de máxima libertad. Suprimió el papel moneda (sic), para lo que estableció una caja de cambios y amortización. Procuró el fomento de la población blanca, y la instrucción pública, fundó un Consulado de Agricultura y Comercio, una Sociedad Económica de Amigos del País y el Diario Económico, que fue una especie de portavoz de la sociedad. En dos años aumentó la renta pública de 70.000 pesos a 560.000. En 1814 fue nombrado jefe político de Guatemala, pero el cambio político ocurrido en España le supuso el cese. Tuvo que sincerarse de varias acusaciones que se le hicieron, y en 1816 fue nombrado intendente de ejército en Cuba, puesto al que se incorporó el 1 de julio. Su labor fue inmensa: amplió las atribuciones de la sociedad patriótica, de la que fue director, realizó un censo de población y de riqueza, hizo que se declarase la propiedad de realengos y terrenos mercedados, y ya en 1817 inauguró el Jardín Botánico, se ocupó del fomento de la población blanca, abolió la doble alcabala en censos reservativos, eximió de derechos a las maderas, tasajos, sebos y útiles de agricultura e industria. El arbolado fue libre, y procedió al desestanco del tabaco. Fundó varias poblaciones y protegió a otras, como Mariel, Nuevitas, Guantánamo, Sagua y Matanzas. Instaló la academia de dibujo, que se llamó de San Alejandro, creó un museo anatómico, protegió a las artes y a las ciencias físico-naturales, y creó una escuela de química. En octubre de 1818 autorizó a Juan O’Farrill para que estableciese en Cuba los barcos de vapor, antes que en la península, lo que fue aprobado por R. O. de 24 de mayo de 1819. Por todo ello la renta pública de Cuba se duplicó. Ministro honorario del Consejo de Indias, 1820. Liberal desde siempre, la revolución de 1820 le proporcionó sin embargo el disgusto de ser atacado por El Tío Bartolo, el periódico fundado en 1820 por el habanero José María Aguiar, quien lo convirtió en órgano del partido piñerista (de José Gutiérrez Piñero). Murió pobre, a causa de una calentura cerebral, que los autores, incluido el manuscrito Habana. Año 1825, atribuyen a la persecución sufrida. (Calcagno 1878; Valdés 1879; Córdova-Bello 1975; Habana. Año 1825; Páez 1966)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: