Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Rebolledo Palafox y Melzi, Luis, conde de Navarrés, marqués de Lazán


(Zaragoza, 2 junio 1772 - Madrid, 28 diciembre 1843). Hermano de los anteriores, estudió en las Escuelas Pías de Zaragoza, ingresando en Guardias de Corps en 1795. En 1808 era mariscal de campo y gobernador militar de Zaragoza, cuya defensa tuvo que organizar por exigencia de Calvo de Rozas. El Gobierno de Madrid le comisionó para que en Zaragoza apartase a su hermano José de la insurrección, pero el marqués escribió a O’Farrill que ya su hermano no podía aquietar al pueblo. Publica un «Aviso al público», Zaragoza, 14 junio 1808, en Gazeta de Zaragoza, de la misma fecha (prohíbe salir de la ciudad y disparar armas). Firma por su hermano José la carta de éste a Lefebvre, 26 junio 1808, en la que le reitera su negativa a rendirse (Gazeta de Valencia, 12 julio 1808). Su carta al marqués de Ayerbe, Zaragoza, 21 septiembre 1808, demuestra cuánto le preocupaba la evolución política española, pues de la formación de la Junta Central sólo podían esperarse «divisiones, discordias, partidos, diversidad de pareceres y, por último, todos los elementos de una guerra civil». La única solución sería que Fernando VII nombrase un regente, que podría ser el conde de Montijo, «único grande de España que hasta ahora se ha declarado por el rey». Teniente general, 8 octubre 1808, se destaca su contribución a la lucha en Cataluña a finales de 1808, y en 1809. Por orden de Juan Miguel de Vives, el 14 de noviembre salió de Lérida, para incorporarse al ejército de Llobregat, un tercio (mil hombres) de la división del marqués de Lazán. Ya antes habían salido las seis piezas de Artillería y obuses. Seguirán los otros tercios, «que no han tenido tiempo de acabarse de vestir» (Gazeta de Madrid, 25 noviembre 1808). Sus oficios de Armentera (Gerona), 27 diciembre 1808, de Castellón de Ampurias, 3 enero 1809 (Gerona), en Gazeta de Valencia, 17 enero 1809, y de Gerona, 22 enero 1809, sobre los combates por la posesión de Castellón de Ampurias, se publican en Gazeta de Valencia, 3 febrero 1809. M. de la Mora publica dos cartas a la condesa de Bureta, Tarragona, 5 abril, y Tortosa, 25 abril 1809, ambas sobre el tema zaragozano. Gran cruz de Carlos III, 1809; capitán de Guardias de Corps, 24 mayo 1809. Autor de Campaña de verano en 1808, y Observaciones a la obra de Alcaide. En la Tertulia Patriótica de Cádiz, 11 y 13 enero 1811, insertó una carta, en contestación al opúsculo de Calvo de Rozas: «Reglamento que dio al Consejo Interino de Regencia la Suprema Junta Central», en que niega que hubiese contribuido a la caída de la Central, pues se hallaba arrestado en Peñíscola. Calvo contestó en el citado periódico del día 29 de enero de 1811. Lazán también es autor de Notas al papel de D. Lorenzo Calvo de 6 agosto 1811, éste al parecer inédito, y de Exposición de la conducta militar y patriótica del teniente general..., y de las causas de su permanencia en Cádiz, Cádiz, 1811. Un consejo de oficiales generales, Cádiz, 25 mayo 1811, le declaró buen servidor del rey y de la patria, acreedor a su reconocimiento por sus continuados servicios a su favor, sin que resulte nada contra su reputación de la causa y detención en Peñíscola que ordenó la Junta Central (Gazeta de Aragón, 12 junio 1811). Lazán fue autor también de Exposición en justa defensa de la opinión de su hermano el capitán general de Aragón D. José Palafox y Melzi, contradiciendo el papel intitulado «Cuadro de la España desde el reinado de Carlos IV», dado a luz por el coronel D. Ignacio Garcini, Cádiz, 1812. En el Diario Mercantil de Cádiz, del 18 de noviembre de 1811, con fecha Cádiz, 8 noviembre 1811, contesta al Manifiesto de Francisco González Peinado, aclarando por qué mandó detenerle. Diputado por Aragón a las Cortes de Cádiz, elegido el 4 de enero de 1813, juró el 29 de mayo. Publicó la Exposición al Congreso Nacional en la sesión pública del 18 de junio de 1813 con ocasión de discutirse el reglamento para los jefes políticos, s. l., s. a., pero imprenta Figueroa, 1813. Capitán general de Castilla la Vieja y comandante general del Principado de Asturias, da la proclama Pueblos de Castilla la Vieja, Valladolid, 28 agosto 1814. Al día siguiente tomaba posesión de la presidencia de la Chancillería. Capitán general de Aragón, 27 septiembre 1815, publicó la proclama Aragoneses, Zaragoza, 16 octubre 1815; y el Discurso inaugural que en el día 2 de enero de 1816 dijo a la Real Audiencia de Aragón su presidente..., Zaragoza, Magallón, 1816. Con la revolución de 1820 fue depuesto, pero por el Gobierno absolutista, mientras que un motín más que sospechoso le repuso en el cargo, pese a que ya en abril se publicó su carta del 6 de marzo sobre el desgraciado acontecimiento de Zaragoza. El 30 de diciembre de 1820 fue detenida su esposa por conspiración contra el sistema. Virrey y capitán general de Navarra en 1823, refrenda en Pamplona, 27 agosto 1824, la orden del Gobierno del día 20, después de los sucesos de Tarifa y Jimena, para que todos los revolucionarios, españoles o extranjeros, sean pasados por las armas en cuanto sean cogidos, y lo mismo cuantos se les unan, sin más dilación que la precisa para recibir los auxilios espirituales. Quedan indultados y recibirán recompensa los individuos que delatasen a sus jefes o los aprisionasen. (AHN, Estado, leg. 42 A; Azanza 1957; La Sala Valdés 1908; Riaño de la Iglesia 2004; Palau y Dulcet 1948; Bonaparte 1854; Diario Mercantil de Cádiz, cit.; Tertulia Patriótica de Cádiz, cit.; Mora, M. de la 1945; Calvo Marcos 1883; cat. 23 Berceo, octubre 1999; Sánchez Fernández 2001; Archivo Municipal de Huesca; Virreinato Navarra 1824)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: