Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Rus Ortega de Azarraullia, José Domingo


(? - Guadalajara, México, 1835). Abogado, fiscal de Hacienda, diputado por Maracaibo a las Cortes de Cádiz, elegido el 18 de febrero de 1811, juró el 5 de marzo de 1812. Según las normas que tenía, defendió la continuidad de Maracaibo, convertida en Capitanía General, dentro de la monarquía española, con una muy amplia autonomía. El 18 de abril de 1812 expuso la situación de Maracaibo y su lago, desde los puntos de vista geográfico y económico. Pide el reparto de tierras, baldías o realengas, gratuitamente, como ya se hizo en 1796. Evocó en varias ocasiones la belleza de Maracaibo, y su historia, desde 1571, que el autor quisiera más autónoma, menos ligada a Caracas. Esto afecta también al puerto de Maracaibo, que debe transformarse en puerto mayor, sin depender de Caracas. En 1812 y 1813 pide un tribunal de comercio, independiente de Cartagena de Indias. Diputado también por Venezuela a las Cortes ordinarias de 1813-1814. Escribe al rey, 19 junio 1814, reiterando sus peticiones. Quiere el progreso para su ciudad, con fábrica de tabaco, astillero con las maderas de la región, teatro, lotería para sufragar una casa de misericordia y arreglar la iglesia; y asimismo distinciones honoríficas. Quiere también una diputación propia, no dependiente de Caracas, y con Audiencia (lo que las Cortes no admitirán). Esta oposición archirrepetida a la capital de Venezuela le va a servir de argumento, incluso después de 1814, para exigir la unión de Maracaibo con España. Y como vía alternativa sugiere que la Capitanía General se traslade de Caracas a Maracaibo. Incluso piensa que las tropas españolas podrán salvar a Maracaibo de las intromisiones de Caracas. Una matización: la provincia debe conservar su intendencia, pero el intendente debe ser criollo. El 27 de abril de 1812 estudia, desde un punto de vista histórico y en la realidad de sus días, el problema de los indios bravos, para Maracaibo los guajiros, que dificultaban el comercio. Normalmente hay una idealización del indio entre los diputados americanos de Cádiz, pero los indios bravos son la excepción. Rus cree necesaria la acción militar contra ellos, y propone también, como parte de la solución, la unión de Maracaibo con Río Hacha. Critica a los misioneros capuchinos de su provincia, por su relación con los indios, que perjudican el normal desarrollo de la civilización española. Es el problema de las misiones, pero también expresa la voluntad de los cultivadores criollos de extender sus tierras, en detrimento de los indios. Rus está también en contra de la integración política de las castas. Fue autor de un artículo en El Redactor General, 28 junio 1813, contra la Respuesta de José Vicente de Anca, a la que califica de indigesta y falsa, y dice que ha querido calumniarle. El 15 de agosto de 1813 da un paso más en su argumentación: los indios no sirven para la agricultura, porque necesitan demasiada tierra. Como si estuviésemos en el siglo XVI propone la introducción de negros bozales, es decir esclavos traídos de África, no de las Antillas, porque los de esta procedencia pueden venir inficionados con las ideas de rebelión y liberación. El progreso del comercio y de la agricultura tiene que venir acompañado de la mejora de los caminos y de las vías fluviales, hacia Maracaibo. Es notable este diputado: vota con los liberales, pero defiende la esclavitud en América. Su sistema es la unión con España, y dentro de ella una amplísima autonomía de todas las provincias americanas. Aplaude las victorias militares de los realistas en Venezuela, pero lamenta el desarrollo de una guerra civil entre americanos. La rebelión debe ser castigada, pero al mismo tiempo condena la acción devastadora de Monteverde. Publicó Maracaibo representado en todos sus ramos, por su hijo diputado en Cortes, Madrid, 1814. El libro demuestra que Rus había estado en contacto con sus electores, de los que recibía cuantiosa información. Permaneció en las Cortes hasta el 10 de mayo de 1814. Rus había estado siempre a favor de la libertad de comercio: la vuelta del rey al absolutismo puede perturbar el proceso, por lo que le envía una larga exposición el 10 de agosto de 1814, en la que le pide la continuación de esa libertad con todos los países neutrales o aliados, que no sólo favorecerá el comercio, sino también a las arcas reales. Para curarse en salud, pide la extensión de esta libertad sólo por diez años. Fue denunciado por sus ideas en 1814, pero no fue molestado: incluso se le premió con una plaza de oidor en Guadalajara (México), en donde ya se hallaba en 1816. Fue uno de los firmantes del Acta de Independencia de México, 1821, y presidente del Tribunal Supremo, con sede en Toluca. Dos opúsculos suyos, Agere pro patria y el ya citado Maracaibo han sido publicados de nuevo por Agustín Millares Carlo en José D. Rus: Maracaibo a principios del siglo XIX, Maracaibo, Universidad del Zulia, 1969. (Calvo Marcos 1883; Rieu-Millan 1991; El Redactor General, cit.; Lista Diputados 1813; Lista Interina Informantes 1820; Palau y Dulcet 1948; Cardozo 2001)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: