Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Uzeda, Antonio


Fraile secularizado hacia 1791, que vivía en Villanueva del Arzobispo (Jaén), en donde era administrador y director del convento de religiosas de San Francisco. En tal función impidió que el convento reconociese a José I, lo cual era notable excepción en todo el reino de Jaén. Una vez que se fueron los franceses, se vio envuelto en la polémica motivada por los antiguos afrancesados que se presentaban como patriotas de siempre (entre ellos el diputado José Serrano y Soto y el párroco Diego Moreno Martínez); confunden deliberadamente su secularización con la de otros religiosos que lo hicieron en la época francesa. Todo lo cual denuncia en un artículo en Diario Mercantil de Cádiz, 3 julio 1813, en el que se titula sacerdote pobre, entusiasta de nuestra santa revolución, que ha expuesto muchas veces su vida en medio de los enemigos, en obsequio de la religión, Estado y patria. «El Amigo de la Justicia» rebate todas estas afirmaciones en Diario Mercantil de Cádiz, 31 julio 1813. Según esta otra versión, todo lo que dice Uzeda es mentira: se hallaba prófugo, pero volvió a su casa en cuanto los franceses aparecieron en Andalucía, y vivió tranquilo bajo su dominación. Se hizo director del convento, contra lo mandado por el prelado diocesano. La Junta Electoral de su partido lo expulsó, y está suspenso de los derechos de ciudadano español. El motivo de la calumnia del ex fraile contra Serrano y Soto no es otro que éste había procesado a su sobrino Francisco José, por espionaje, y habría iniciado diligencias contra una hermana. En fin, Uzeda y los suyos son acusados de estafa a caudales públicos, falsedad en asuntos judiciales (llegó a utilizar a un difunto para su denuncia, falsificando la letra), venalidad en oficios de república, y despotismo. Entre todos forman una especie de combinación para auxiliarse mutuamente, en ella entran José Ruiz, Ildefonso Magaña, Francisco Manjón y Peña, y otros. De nuevo Uzeda interviene, Cádiz, 31 julio 1813, Diario Mercantil de Cádiz, 3 agosto 1813, pero sólo disponemos del final de su artículo. Es verdad que fue excluido de la Junta Electoral del Partido, pero se trató de una actuación indebida. El diputado Subrier podrá atestiguarlo. Vuelve a insistir en su legítima secularización, y se remite al decreto de 14 de junio de 1813, que permite ser diputado a los catedráticos y regulares secularizados. (Diario Mercantil de Cádiz, cit.)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: