Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Fabvier, Charles-Nicolas, barón


(Pont-à-Mousson, Lorena, 10 diciembre 1782 - París, 15 septiembre 1855). Ingresó en 1802 en la Escuela Politécnica, pasando después a la Escuela de Artillería de Metz. Combatió como teniente en Austerlitz, 2 diciembre 1805. Formó parte de la misión de Horacio Sebastiani en Constantinopla, 1807; fue adjunto del general Gardane en Persia, 1807-1808, lo que le permitió crear un arsenal en Ispahan, pasando a continuación al servicio de José Poniatotski en Polonia, 1808. Entró en la Guardia Imperial, hallándose en Wagram, 4-6 julio 1809. Enviado a España, fue nombrado ayudante de campo de Marmont, quien después de los Arapiles le envió a Rusia para que informase de la situación a Napoleón. Sucesivamente jefe de escuadrón, coronel y barón del Imperio, defendió su país en 1813-1814. Bajo la Restauración, destinado en Guardias de Corps, estuvo en contacto desde 1816 con el partido francés de los independientes o liberales: Constant, Laffitte, Chauvelin, Lafayette, Foy. Autor de Lyon en 1817, París, 1818, que le costó ser puesto en demi-solde. Pasado a la revolución, fue uno de los organizadores del complot de Belfort, 1 enero 1822, tras cuyo fracaso fue detenido por breve tiempo. Al luchar contra el absolutismo francés, se moviliza también en favor de la libertad española, que constituyen para él una sola lucha. Fabvier, que no era carbonario, urdió en septiembre de 1822 un plan para salvar a los cuatro sargentos de La Rochela, que habían sido condenados a muerte. Con este fin realizó entonces varios viajes entre Londres y París, estrechando los contactos al mismo tiempo con los agentes españoles, uno de ellos Juan Olavarría (que, por supuesto, no es Clararrosa, como, mal asesorado por Marcelino Menéndez Pelayo, creyó Débidour). En diciembre de 1822 Fabvier vuelve a Londres, donde el día 12 embarca para España. Desde entonces hasta abril de 1823 dedica sus afanes a la defensa de la libertad española. Desembarca en Santander, con falsos papeles: ahora es José Raineri, comerciante italiano. Se dice que otro nombre utilizado por Fabvier en España es el Cabillo Torres. Va a Madrid, adonde llega el 6 de enero de 1823. Llevó de este viaje un Journal, que se conserva manuscrito (llega hasta el 3 de febrero, dos páginas perdidas; y escribió numerosas cartas, todo ello utilizado por Débidour). En Madrid se entrevistó con varias personas, entre ellas con San Miguel y otros ministros. Al primero acusará después, en una carta que le dirige en marzo de 1823, de haber sido el culpable del fracaso de sus intentos (sobre todo por dos causas: su indecisión y sus indiscreciones, que propalaron lo que debía permanecer secreto). Fabvier colabora en la dirección del Batallón de Hombres Libres, que había sido creado por Nantil en Bilbao. La proclama que el 5 de abril de 1823 repartió entre sus Soldados, impresa al parecer, fue reproducida por Débidour. El día 6, a la cabeza de sus hombres en el Bidasoa, Fabvier, frente a las tropas de Angulema, entona la Marsellesa y despliega la bandera tricolor. Espera, por lo menos, no ser atacados. Pero lo fueron por una batería de Artillería, que estaba preparada; Luis XVIII dijo después que este cañonazo salvó a Europa. Nosotros podríamos pensar lo contrario. Fabvier se salvó, marchándose de España por San Sebastián. Se dice que en 1824 se dedica en Londres al comercio de vinos, con dinero de Laffitte. En 1830, ya general, fue el comandante del cuerpo de Voluntarios Franceses que fue a luchar por la libertad de Grecia. Se hizo famosa su defensa de Atenas contra los turcos. La Revolución de julio le hizo mariscal de campo, teniente general en 1837. Elegido miembro de la Cámara de los Pares en 1845, apoyó a Guizot. En 1849 se encargó de reorganizar el ejército danés. Diputado a la Asamblea Legislativa, el Segundo Imperio volvió a pasarlo a la reserva. (Biaudet 1979; Débidour 1904; Grasset 1914; Jacques Jourquin en Tulard 1987; Palomar Dalmau 1975)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: