Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Gurrea, José


Autor de un importante artículo, con el que responde a otro firmado por El Imparcial en el Diario Mercantil de Cádiz, 28 marzo 1821. El suyo lo está en Cádiz, 31 abril 1821. Debido a los sucesos del 8 de julio de 1819 en el campamento del Puerto de Santa María, Gurrea ese mismo día se fugó a Gibraltar, en donde permaneció un mes. A continuación regresó a Cádiz, a cooperar en la preparación del alzamiento. La epidemia demoró algo la operación, hasta el memorable 1 de enero de 1820. En este tiempo mantuvo correspondencia con otros oficiales, que se hallaban en diferentes puntos, con la misma finalidad. Algunos batallones llegaron al Puente Suazo, pero se detuvieron allí hasta la llegada de Riego. Antonio Quiroga sabrá el porqué de esta detención. Domingo de la Vega, José Montero y otros, en combinación con algunos oficiales del batallón de Soria, intentaron el 5 de enero apoderarse de la plaza, pero la empresa se frustró. En tal situación, salió de Cádiz en una barca, con la que llegó al anochecer del 7 a una playa, a la derecha de la barra del Puerto de Santa María. El 25 fue a Puerto Real con dos compañías de Valençay, a proteger el embarque de cantidad considerable de galleta; pero dos tercios de la tropa se pasaron a los israelitas (sic, con valor de absolutistas). Con el resto alcanzó a los fugados a la altura del puente de San Pedro, y los dominó. El principal seductor pagó con la vida su intento. Aquella misma noche regresó a la isla, y el 27 con la columna móvil fue a Algeciras, en donde se detuvo siete u ocho días. De allí la columna pasó a Vejer, y luego a Málaga, en donde se le dio el mando de la vanguardia. Encontró muchos obstáculos, siendo el principal la división de José O’Donnell que ocupaba Málaga. Al grito de «Viva la patria y la Constitución», O’Donnell fue desalojado de la ciudad. Gurrea recibió un balazo en el pecho, que le imposibilitó seguir con la columna. En Málaga disfrutó de la hospitalidad de Guillermo Strachan (Diario Gaditano, 18 abril 1822). Apenas pudo montar a caballo, salió de Málaga el 9 de marzo para incorporarse a la columna. Al pasar por Córdoba supo que se esperaba de un día para otro la jura de la Constitución por el rey. En consecuencia se dirigió a Sevilla, en cuya ciudad entró al mismo tiempo que Riego. Lamenta que las memorias de Miranda y de San Miguel no hagan mención de todo esto. Lo único que puede decir es que hay memorias desmemoriadas. Como le sucede a todos los hombres, quiere vivir decorosamente, pero siguiendo siempre la senda del mérito. No busca un empleo, prefiere la justicia. «Destinos de todas clases se han tomado, y repartido como los cuartos en un bautismo.» No ha nacido para eso, pues no pertenece a la especie de los que se rebajan a pedir a los padrinos. (Diario Gaditano, 2 mayo 1821)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: