Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Heredia, José Francisco


(Santo Domingo, 1 diciembre 1776 - México, 31 octubre 1820). Hijo del capitán de Milicias Manuel Heredia Serrano y de María Francisca Mieses de Guridi, doctor en ambos Derechos, abogado en ejercicio y catedrático de Prima de Leyes en la Universidad de Santo Domingo. En 1801, por orden de su padre, se traslada a Venezuela, ante el peligro que representaba la ocupación haitiana; pero su goleta, La Flor, encalló en la playa de Cardoncito, y en lugar de llegar a Maracaibo, él y otros viajeros, llegan a Coro. Redacta allí un memorial exponiendo sus cuitas, y poco después vuelve al ejercicio de la abogacía. Junto con Bartolomé Segura fue autor de la leyenda de los supuestos desmanes de Toussaint contra los blancos, ya que consideraba un crimen la liberación de los esclavos. El 2 de agosto de 1801 se casa con su prima María Mercedes Heredia, dominicana también y náufraga de La Flor. En marzo de 1803 sale para Cuba, con su esposa y criados, en la goleta San Fernando. El 20 de junio de 1803 es nombrado juez de bienes de difuntos en Santiago de Cuba. El 15 de enero de 1805 pasa a ser receptor de penas de cámara, y poco después se le nombra asesor de la Intendencia de la Florida occidental, con residencia en Panzacola. El barco que le lleva es asaltado por los ingleses, Heredia llevado a Jamaica, y no llega a Panzacola hasta junio de 1806. Ejerce también de auditor de Guerra, vacante por fallecimiento del titular. Traduce el libro de Lewis Goldsmith: Historia secreta de la corte y Gabinete de Saint Cloud, 2 tomos, La Habana y México, 1808-1809, con reimpresión en Madrid, al parecer. Intendente interino en 1809, se encuentra enfermo y pide cambio de destino. El 15 de octubre de 1809 se le nombra oidor de la Audiencia de Caracas. Recibe la noticia el 20 de enero de 1810 y se dispone a partir, pero ante la noticia de los sucesos de Caracas se le aconseja apresurar el viaje y dar a conocer su condición. Pasa por Cuba y Santo Domingo, y ya en Venezuela negocia una suspensión de hostilidades, pues americanos y peninsulares todos somos españoles. Nunca le falla la lealtad monárquica. Vive en Coro y a bordo de la goleta La Veloz, traduce la Historia de América de William Robertson, que no llegó a editarse, y ante la imposibilidad de llegar a Caracas, se dirige a Maracaibo, siempre con la idea de evitar el derramamiento de sangre fraterna. Fracasa, y a comienzos de 1811 regresa a Santo Domingo. Caracas proclama la independencia, 5 julio 1811, el Gobierno real se instala en Valencia y la Audiencia en Coro. Allí llega Heredia y allí, en nombre del Derecho, se enfrenta con Monteverde y sus métodos. El 3 de octubre de 1811 es nombrado regente interino de la Audiencia, por ser el oidor más antiguo. Hasta 1813 se opone a las prisiones y ejecuciones sumarias de las autoridades realistas. En octubre de 1813 ya no es regente, por ser incompatible con la continuidad del desorden. Escribe Idea del gobierno eclesiástico y civil de la España ultramarina o Indias occidentales, por medio de un extracto ordenado de su legislación particular. En 1816 llega la orden de Fernando VII de restablecimiento de la Audiencia caraqueña. Heredia vuelve a la Administración de Justicia, pero inmediatamente se le nombra para la Audiencia de México. El 2 de diciembre de 1817 sale de Caracas en la fragata angloamericana Isabela, llega a La Habana el 26, se dedica a escribir sus Memorias, y vuelve a embarcar en La Habana el 2 de abril de 1819 en el bergantín Argos, rumbo a Veracruz. El regente Heredia fue padre del famoso poeta José María de Heredia, cuyo entusiasmo por la revolución española de 1820 parece no haber comprendido. Hombre integérrimo, su mundo pertenecía al pasado. Las Memorias sobre las revoluciones de Venezuela fueron publicadas en París, 1895, y reimpresas en Madrid en 1916. Falta una edición crítica. (Franco 1964; Briceño 1986)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: