Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Hermoso Díaz, Fernando Jerónimo


(Fregenal, Cáceres, 30 septiembre 1774 - ?). Hijo de Manuel Hermoso, natural de Fregenal, y de Isabel Díaz, natural de Encinasola (Huelva); canónigo de la catedral de León, desterrado a Francia por Godoy, y encerrado en un castillo por los franceses durante la Guerra de la Independencia. Por servicios prestados al rey, cuya naturaleza no está muy clara, el 19 de diciembre de 1819 se le nombra arcediano de Valencia de Alcántara y canónigo de Coria. Toma posesión por poderes, ya que se encuentra en comisión de servicio en Madrid, por orden de S. M. (le representa el canónigo ex guerrillero Mateo Fernández de la Jara). El cambio político de 1820 le hace incorporarse a su destino. En Coria se pone inmediatamente al habla con los elementos más exaltados del realismo. Fue condecorado con la cruz de distinción de Fernando VII y con la medalla de sufrimientos por la patria. A lo largo de 1821 se suceden actos contra el orden vigente, y la gente empieza a sospechar que detrás de todo se encuentra Hermoso. En agosto de 1821 el Gobierno da una orden de captura contra él, lo que le obliga a ocultarse, y luego huye, con ayuda de los realistas de Arroyo del Puerco. De acuerdo con otros prebendados y eclesiásticos de Plasencia y un racionero de Toledo, forma una partida, con la que recorrió los pueblos de alrededor, sobornando a unos, prometiendo recompensas a otros, buscando proporcionar doscientos hombres armados del resguardo militar, todo ello para acabar con la Constitución. Perseguido por los liberales, tiene que buscar la ayuda de Francisco Morales en el valle del Jerte. Morales le reprocha las prisas que ha tenido para el levantamiento, porque con ellas ha impedido que se le junten muchas personas que habrían sido importantes; pero le busca refugio en Cabezuela. Allí es detenido y llevado a la cárcel de Coria. Su intentona había fracasado. En primera instancia se le condenó a muerte; en segunda, a diez años de confinamiento en Mahón. En esta instancia le defendió el 31 de julio de 1822 el abogado Francisco Álvarez. La causa se encuentra en Causas, y ha sido analizada por Flores del Manzano. En Mahón recibe dinero de su arcedianato, y también para volver a Coria, a la caída del régimen constitucional. Publicó Sermón que en la solemne función de acción de gracias al Todopoderoso por el glorioso triunfo de nuestra religión y restablecimiento de nuestro amado rey y señor don Fernando Séptimo... celebrada en... ciudadela... once de noviembre de 1823, Mahón, imprenta de Serra, 1823. El 25 de noviembre de 1823 llega a Barcelona y el 6 de enero de 1824 está en Madrid. Fernando VII le da la gran cruz de Carlos III y le nombra prior y dignidad de canónigo en Córdoba. Renuncia a esto último y el 19 de enero de 1824 se le ordena salir de la corte. En Coria el 31 de marzo de 1824 se le hace un recibimiento triunfal. Después va a Fregenal a ver a sus parientes, y a Badajoz y a otros lugares extremeños. De repente el 31 de mayo de 1824 se le ordena incorporarse a su plaza de Córdoba, a pesar de que el Gobierno le había aceptado la renuncia. No vale que intente hacerse el remolón. El rey vigila. A finales de junio Hermoso se presenta en Córdoba, en donde debió pasarlo bastante mal. Él atribuyó su forzado destierro a Córdoba a intrigas de los liberales, disfrazados de absolutistas; pero parece que se le relacionó con la sociedad secreta El Ancora. Luego se le pierde la pista. (Guía del Estado Eclesiástico Seglar y Regular de España, 1820; Colección Causas 1865, I, p. 73-90; cat. El Pesebre, septiembre 1997; Pérez González 1998; Flores del Manzano 2002)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: