Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales

Francisco de Goya, El 2 de mayo de 1808 o La lucha de los mamelucos (detalle), 1814. Museo Nacional del Prado (Madrid)   José Casado del Alisal, Juramento de los primeros diputados a Cortes en 1810 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en San Fernando, Cádiz (detalle), 1813. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)   Antonio Gisbert Pérez, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (detalle), 1888. Museo Nacional del Prado (Madrid)

Para consultar el diccionario seleccione una inicial
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Para consultar el diccionario, puede buscar por texto.

 Buscar en nombres y títulos  
 Buscar en Descripciones  
Debe seleccionar tipo de búsqueda para activarla.
 Todas las palabras  
 Alguna palabra  
 Exactamente  



Ibar Navarro, Justo María


(Arnedo, Logroño, ? - ?). Ministro del Consejo de Navarra, emisario de confianza que Fernando VII, o por mejor decir Cevallos, envió desde Bayona a la Junta de Gobierno que había dejado en Madrid, para hacerle saber lo que allí estaba pasando, y para que no se hiciese novedad en la conducta que se seguía con los franceses. Llegó a Madrid el 29 de abril de 1808. El 27 de septiembre dirigió a Antonio Arias Mon y Velarde un oficio, en el que explica las circunstancias de su misión (Gazeta de Madrid, 11 octubre 1808; publicado también por Toreno). Fiscal del Tribunal Extraordinario y Temporal de Vigilancia y Protección, instituido por la Junta Central, 1808; fiscal del Consejo Interino de Guerra y Marina, 1809; propuesto para la Sala de Justicia de España del Tribunal del Consejo Supremo, año 1810; consejero de Estado, 1812-1814, 1820-1823, y de 1826 en adelante. En 1812 se le mencionaba como posible regente. Con el seudónimo de Justo Veraz, fue autor de un artículo comunicado en El Redactor General, 6 abril 1812, y El Conciso, de la misma fecha, en el que niega que el nuncio hubiese solicitado del obispo de Arequipa una representación en favor del restablecimiento de la Inquisición. Durante el Trienio tenía fama de absolutista. Con el mismo seudónimo publicó Examen analítico del dictamen de la Comisión de Medidas, en cuanto a la responsabilidad que propone se exija al Consejo de Estado, precedido de una carta sobre el mismo asunto, Madrid, Imprenta Nacional, 1823, defensa de la conducta que observó el consejo en la sublevación de los guardias. Aparenta defender la Constitución para mejor acabar con ella. (Azanza 1957; Queipo de Llano 1953; AHN, Estado, leg. 15 D, doc. 8, leg. 28 A, doc. 51, leg. 29 A, doc. 1 y leg. 33 A, docs. 89, 91; El Redactor General, cit. y 17 enero 1812; El Conciso, cit.; Gil Novales 1975b)



0 / 0

Diccionario Biográfico de España (1808-1833)
De los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista
Alberto Gil Novales


ENVIAR ENLACE WEB A AMIG@



Enviar a:


Nombre del remitente:


Email del remitente:


Asunto: